The Real Life – El blog de Patricia Conde » Gluten free

20 febrero 2017

Gluten free

¿Quieres un cuerpo 10 antes del verano? Este es nuestro problema, que queremos resultados inmediatos, con poco esfuerzo, sin pasar hambre y para algo en concreto, para el temido verano, claro, como en invierno vamos muy tapad@s… ¿verdad? El día que dejemos de vivir para los demás empezaremos a vivir de verdad. El ‘cuerpo 10’ o al menos que nos entre la talla 38, lo tendríamos que querer siempre, no de cara al verano ni para que nos vean los demás. Pero sobre todo, lo que tendríamos que querer es estar SAN@S.

No soy experta en dietas, ya bastante tengo con la que tengo que seguir “gluten free”, pero reconozco que cuando veo que no me entra mi pantalón vaquero favorito echo el freno e intento compensar ya que lo que más me gusta en el mundo es una buena carrot cake, un bocadillo de jamón ibérico con aceite y tomate, unos macarrones by #casapati o los macarons de Ladurée o Fauchon que, por mucho que los quieran hacer igual aquí y allá, solo los franceses tienen la fórmula exacta de tal exquisitez. Aquí debo hacer un pequeño inciso porque me acabo de acordar de una cosa que me contó un amigo. Cuando me refiero, o me he referido hace muchos años a “comer un bocadillo” o “me como unas galletas”, lógicamente es o ha sido “sin gluten” siempre. Igual que me han tenido que sustituir alimentos por otros sin gluten en algunos rodajes donde tenía que salir comiendo. Y ya que tocamos el tema, como celíaca tremendamente intolerante al gluten y persona que quiere que el mundo gire más deprisa con respecto a algunos temas…. es mi labor informaros de lo siguiente:

La intolerancia al pan y productos hechos con trigo va en aumento provocando un incremento de enfermedades. El gluten es el responsable.

Sé que puede parecer muy drástico pero me gustaría que siguieseis leyendo. Numerosos estudios indican que el trigo actual puede ser la causa de muchas enfermedades e incluso puede llegar a agravarlas: Celiaquía, Migraña, Fibromialgia, Obesidad, Diabetes tipo II, Colon irritable, Autismo, Esquizofrenia, Hiperactividad, Cáncer, Dolores articulares…

Siempre me he preguntado: ¿por qué mi padre sufre desde años migrañas y problemas digestivos? Nunca se ha querido hacer unas pruebas específicas porque una vez le dijeron que no tenía nada que ver con la alimentación. Pero yo estoy segura de que es porque sigue consumiendo gluten a mansalva desde que se levanta hasta que se acuesta, y nunca cesan las molestias salvo cuando casualmente reduce su consumo de gluten. El gluten, para el que no lo sepa, es un conjunto de proteínas de pequeño tamaño, contenidas exclusivamente en la harina de cereales de secano (fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno, la avena… y cualquiera de las variedades o híbridos). Representa un 80% de las proteínas del trigo y está compuesto de gliadina y gluteína. Es el responsable de la elasticidad de la masa de harina y permite que, junto a la fermentación, el pan obtenga volumen así como la consistencia elástica y esponjosa tan difícil de conseguir en los productos gluten free.

El problema del trigo es que contiene dos tipos de glúcidos: almidón (25%) y amilopectina (75%). Nuestra saliva es la encargada de transformarlos para que puedan ser absorbidos por nuestro organismo en moléculas de glucosa, pero aquí llega el problema: mientras la amilopectina se transforma en glucosa rápidamente pasando a la sangre, el almidón llega al colon ¡sin haber sido digerido! Esto provoca inflamación intestinal, gases, diarrea, dolor e inflamación de tejidos. Casi todos sabemos que el intestino es nuestro segundo cerebro, y hemos oído cosas del  tipo “somos lo que comemos”. Bueno, pues ¿cómo os quedarías si os cuanto que… el trigo actual ha sido modificado para que sea más resistente a plagas, y por supuesto para que sea capaz de producir muchos más kilos en poco tiempo? Sé lo que estáis pensando, y es cierto que la mayoría de los alimentos que comemos a diario están muy manipulados y que cada vez está más extendida la agricultura y producciones ecológicas… pero un poco de información nunca está de más, y más si es para cuidar nuestro organismo.

El gluten no es indispensable para el ser humano, es una mezcla de proteínas de bajo valor nutricional y biológico con bajo contenido de aminoácidos esenciales, desde el punto de vista de la nutrición su exclusión de la alimentación no representa ningún problema. En 2007 fue publicado un estudio por el equipo médico del Hospital Clínico de la Universidad de Valladolid, dirigido por el Dr D. Bernardo, en el que se demostró que las gliadinas del gluten provocan una respuesta inmune en todas las personas, sean celíacas o no.  Esto significa que nuestro organismo, el sistema inmunológico, lucha contra esas gliadinas que él ve como un veneno y tiene que acabar con ellas.

Por este motivo, el organismo se ve debilitado y deja la puerta abierta a muchas otras enfermedades. Da miedo, ¿verdad?. Bueno pues a día de hoy, mucha gente que me rodea que tiene problemas digestivos, recaídas continuas con gastroenteritis, dolores de tripa agudos… siempre les digo lo mismo. Elimina el gluten de tu alimentación y verás como notas mejoría. Nunca falla, en cuanto mejoran, vuelven a la carga con los rebozados, bollería industrial… El estudio nos demuestra que el gluten del trigo nos produce inflamación en los tejidos y órganos aunque no estemos diagnosticados de la enfermedad, y puede provocar diferentes enfermedades o cierto malestar aveces inexplicable que podemos sentir.

El Hospital Virgen de la Macarena de Sevilla, en un estudio llevado a cabo durante 30 años con pacientes de migraña, demostró la relación entre los episodios de migraña y la ingesta de trigo, indicando que dichos estudios revelan también que enfermos de Fibromialgia y otras enfermedades que refieren con inflamación muscular y con contracturas musculares, se ven también mejorados al eliminar el gluten y los lácteos de su dieta. Otra enfermedad a tener en cuenta es la relación entre el gluten y la diabetes tipo II y tipo I. Está demostrado que la celiaquía se manifiesta mucho más en las personas con diabetes tipo I, lo que indica que dicha enfermedad puede ser agravada por la ingesta de trigo o gluten en la dieta. En definitiva, la ingesta del trigo actual y de los otros cereales que contienen gluten, puede ser causa agravante de las enfermedades antes mencionadas.

Deberías eliminar el gluten de tu dieta si tienes los siguientes síntomas: dolor de cabeza constante, gases, dolor estomacal, dolores reumáticos, fatiga u obesidad. También deberías hacerlo si estás diagnosticado de migraña, fatiga crónica, colon irritable, diabetes tipo II, fibromialgia, cáncer o enfermedad reumática. Comer sin gluten es fácil si te informas. Gracias a marcas como “Schär” que nos facilitan la vida podemos comer lo que nos apetezca, desde pizza a helados de barquillo.

En fin, que quería hablaros de como hacer una buena dieta para perder un poco de grasa y me he liado para variar. De todos modos, si tenéis INSTAGRAM buscad a @womanpersonaltrainers porque ha creado una súper efectiva que combinada con un poco de ejercicio, obra milagros…

Un beso grande y hasta pronto.

PD: Una alimentación sin gluten puede hacerte disfrutar igual de la comida y el mundo está lleno de alimentos Gluten free desde quesadillas, Fajitas y McDonald hasta la cocina más refinada de los mejores restaurantes… las opciones son muchas y muy variadas. Aquí os dejo una muestra.


Deja un comentario

Requerido

Requerido, (permanecerá oculto)


2 + = ocho

Subscríbete a los comentarios vía RSS